La Guarida del Zorro

jueves, 9 de junio de 2011

Kairos: el renacer de Sepultura

15 años han tardado Sepultura en recuperar su estado de gracia compositivo. Un proceso muy lento desde la marcha del cerebro de la banda Max Cavalera en 1996, y que sorprendentemente no se vio ralentizado por la fuga del otro pilar de la banda, Igor Cavalera en 2006.
Los brasileños han ido reptando después de la explosión de creatividad que supuso "Roots" en 1996 (en el que mezclaron el thrash y el groove metal con la música folclórica brasileña) y la inmediata marcha de Max. Dejados de la mano de dios, arrancaron sus segundos primeros pasos con un "Against" que a pocos convenció (diría que sólo se salva una canción), para seguir con "Nation", del cual ya podíamos sacar 3 o 4 temas decentes y llegar a "Roorback", que podemos calificar, ahora sí, como disco mediocre con algunos puntos brillantes ("Apes of God" y "Mind War" son auténticos temazos pero encontramos mucho relleno a lo largo de álbum).

10 años después nos topamos con el primer disco que realmente es destacable, se trata de "Dante XXI", disco conceptual sobre La Divina Comedia, que sienta las bases de la música de la banda desde entonces. Por fin habían dado con la fórmula correcta. Ahora faltaba pulirla.
En 2009 nos sorprenden con otro álbum conceptual, esta vez sobre La Naranja Mecánica, bajo el título de "A-Lex". Un disco con mucho tema de transición, así que es difícil de juzgar, pero cuando dan caña con temas más directos muestran su verdadera potencia. En estos momentos encontramos algo más duro que "Dante XXI", quizá demasiado.


Y por fin, en 2011, un servidor declara abiertamente que cree que por fin han llegado a pulir esa fórmula que ya se contorneaba sugerente en "Dante XXI". "Kairos" es el álbum que define a los nuevos Sepultura, un álbum maestral plagado de riffs potentes y rabia concentrada sin llegar a ser rayante (como pasaba en ocasiones con A-Lex). La voz de Derrick Green por fin es aprovechada de la forma correcta (clara demostración en "Born Strong"), con un característico tono a caballo entre el grito iracundo sin llegar al growl. Los riffs suenan afilados como nunca en "Just One Fix", "Mask", "Spectrum", y en general en todo el álbum.


Señores, creo que nos encontramos ante uno de los mejores discos del año. Y hay que aprender a ser objetivo de una vez, por eso digo esto: si este "Kairos" hubiese salido justo después de "Chaos AD" todo el mundo lo adoraría. Pero como ya no tenemos a los hermanos Cavalera ese espíritu conservador que rechaza todo lo nuevo nos lleva a creer que este disco no vale la pena. Grave error, grave error... Sepultura pueden volver a ser muy grandes, porque con este disco han demostrado que tienen mucho más material que ofrecer.


Cierto, los grandes clásicos nunca se repetirán, pero hay que aprender a apreciar esta nueva forma que ha tomado la música de Sepultura. Una forma que no será como la de los 90, pero una forma increíble al fin y al cabo. Así que, oh cruel destino, ¿porqué haces que un disco que podría haber sido una joya de la banda en los 90 sea publicado con la nueva formación haciéndolo menos atractivo? A lo mejor el propio sino nos reta a saber apreciar una gran obra para ver si podemos superar nuestro afán conservador. Hasta aquí mi consejo de hoy, podéis escucharlo o podéis decir que esto son sandeces. Pero no deja de ser la opinión de un fan más, y las bandas se alimentan del calor de sus fans... ¿no?

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites